Destina tiempo a tu marca personal, tu persona, tu sello

Todos tenemos nuestra propia marca, esa que nos identifica como personas, nuestra manera de ser y hacer, nuestras aficiones, el terreno profesional, nuestros objetivos. Todo esto nos identifica y nos hace crear una persona. Nosotros. Y, ¿te has dado cuenta? tenemos herramientas para propagarla, de hecho la propagamos casi a diario, a través de canales sociales, canales editoriales... sí, el Facebook, Instagram, tus vídeos de Youtube, el blog, Twitter... Para y piensa en lo que tenemos en nuestras manos.

Tu marca personal en redes sociales

Es inevitable. Hemos llegado al punto en el que algo ha cambiado. Ya nada volverá a ser como era antes ni como habíamos imaginado. Hemos pasado de tener un nombre y unos apellidos a tener algo más. Algo que nos distingue entre la multitud, algo que nos hace especiales, únicos, que nos identifica y nos sitúa como un punto en un mapa. Siempre hemos sido distintos, pero ahora somos únicos.

Desde hace unos años son muchos los canales que se han puesto entre nosotros y las demás personas o cosas. La gran mayoría de cosas tienen algo que ver con lo que hace tiempo no nos podíamos ni imaginar. De hecho, muchas personas todavía no se dan cuenta que al crear un perfil en una red social se exponen a cientos, miles o millones de personas o marcas. Es algo más que un simple perfil social, es un indicar que define a quién hay detrás, sus pasiones, su trabajo, su familia, sus retos y objetivos, sus hobbies e incluso, sus preocupaciones, su manera de ser y de actuar… podemos identificar a casi cualquier persona con el simple hecho de analizar sus perfiles.

¿Da miedo o no?

Ningún miedo, sobretodo si no tenemos nada que esconder. En los últimos 4 años el 73% de los divorcios entre matrimonios pasan a consecuencia de las redes sociales como el canal condicionante. Eso quiere decir que las redes sociales son capaces de exponer a una persona tanto para la bueno como para lo malo. Pero olvidémonos de datos faranduleros y pensemos en nuestro perfil profesional. Es aquí cuando detrás de perfiles vemos oportunidades de negocio, aportaciones de equipo o significados de personas.


WEBINAR GRATIS


Google AdWords // MOBILE 2018

Este webinar está totalmente especializado en las nuevas tendencias, buenas prácticas y herramientas en la publicidad del canal publicitario de Google para este año 2018.


Pon tus datos y te informaré de las distintas opciones de fechas para que puedas realizar el Webinar.

Por tanto, estamos hablando de una marca personal. Una marca que nos hace decidir o nos condiciona. Algo que hace que te vean con unos ojos que sin el poder de las redes sociales o tu blog o vídeos nunca lo harían. Igual que las marcas lo hacen, tú tienes que empezar a marcar tu propia estrategia. Recoger todas las cosas a destacar que tienes y darles forma, forma para exponer y presentar delante de millones de personas.

¿Y las cosas malas que todos tenemos?

Muéstralas al mundo. Nadie es perfecto ni nadie vive en un camino de rosas. Nadie es perfecto ni nadie, quizás, se merece serlo. Coge tus defectos, identifícalos y muéstralos delante de tu comunidad. Que no te de miedo, aprovecha esto para mejorar, para darte cuenta en lo que tienes que avanzar. Reconocerte es bueno, te hace llevar delante de situaciones que te harán pensar, recapacitar sobre aquello o lo otro.

Estas delante de todo el mundo. Tu Twitter, tu perfil de Facebook, tus imágenes de Instagram… expones tu marca, tu ser. Muestras al resto tu vida, tu trabajo, a tus familiares y todo lo que te rodea e identifica. Tienes una marca en la que sin darte cuenta no la has trabajado nunca, no sigues un guión ni has creado una estrategia, ni unos objetivos en tu propia marca. Define qué te gustaría conseguir, cómo te gustaría que te vieran, haz tu propio buyer persona.

A partir de aquí tienes todos los canales necesarios para propagarte. Tienes todo lo que te hace falta para “hacer crecer tu marca”. Sí, tendrás quizás nuevas obligaciones, pero te estás poniendo obligaciones en crear una cosa tan importante como tu marca personal. Es normal, muchos no sois conscientes y veis estos medios como una distracción, como una ventana para ver qué hace tu compañero de trabajo o la persona que fuiste a ver en la charla de Inbound Marketing, pero tú compartes, tú escribes en un blog o das los buenos días en Twitter cada mañana.

Ten en cuenta los siguiente y ponte en marcha

  1. Identifica quién eres. Parece una tontería estudiarte a ti mismo, pero no lo es. Haz tu Buyer persona.
  2. Lista en qué quieres posicionar tu marca. Piensa dónde quieres ser conocido y en qué quieres diferenciarte. Extrae un máximo de 5 categorías que no tendrán que ser semejantes entre sí.
  3. Haz un calendario social o editorial por esas categorías identificadas. Cada categoría deberá contener unos temas de tu vida que irás compartiendo.
  4. Sé regular. No vale desaparecer dos semanas. Has elegido mejorar, propagar y dar a conocer tu marca personal. Sé constante en tus publicaciones o en todo lo que escribas.
  5. Responde, pon de tu parte en todo lo comentado por tu comunidad para responder.
  6. Identifica y ten como referente a quién lo está haciendo bien. Crea una comunidad de aquellas personas que quieren, que son activas, que ponen de su parte no sólo en tus contenidos, también en los que ellos crean.
  7. ¿Dónde quieres estar? ¿En qué círculo te quieres mover? Ve a por ellos, reacciona, adéntrate, hazte notar… la base que creas te ayuda a ser notable y admirado.

Has creado tu marca, tus redes y tus medios editoriales así lo demuestran. Eres quién querías ser delante de todos tus círculos. Eres para muchos alguien a tener en cuenta, algo que has conseguido a través de los medios sociales, unos canales que todos y cada uno de nosotros tenemos en nuestras manos. Una herramienta que si la relacionas con la importancia de tu marca personal tiene un potencial que no podemos imaginar.