7 puntos a tener en cuenta para superar un problema en tu negocio

0
597
Claves para salir de un problema

Quizás me he visto empujado a escribir este post por una situación actual propia -que no tiene nada que ver con mi negocio- pero sí con situaciones que nos suceden en el día a día y que no nos queda o no debería quedar otro remedio que no sea superarlas.
Muchas sabéis que una lesión en mi rodilla hará que me pierda uno de los objetivos a nivel deportivo que tenía este año. Considero y asiento que estas razones tanto las vas a poder utilizar en problemas relacionados con tu negocio o con cualquier contratiempo que te suceda a nivel personal. Si te fijas, una vez hayas leído detenidamente las 7 razones, verás que están más localizadas en un concepto de moral, estado o motivación.

Claves para salir de un problemaDerechos de la Foto: Natalia Duarte

Afronta el problema. Creo que aquí está el éxito de superarlo o no. Deberás ser consciente que tienes un problema, que un contratiempo se ha cruzado en tu camino, ese camino que parecía tan bien planificado y en el que no podía pasar otra cosa que no fuese positivo. Lograr afrontar el problema, te dará tablas para poder superarlo y verás las posibilidades reales que pueden o no existir.

Comparte tu mal momento. Sí, en el país en el que vivimos no todos están preparados para escuchar los problemas de los demás, de hecho en muchos casos no están ni tan siquiera preparados para escuchar los suyos propios. Pero créeme si te digo que también hay muchas personas que estarán dispuestas a escucharte -Hay personas que ya habrán pasado por tu situación- y entonces, este será el momento de aprovechar y absorber todo lo que te puedan recomendar -después quédate sólo con lo que creas que te debes quedar-. El compartir tu mal momento con los demás te dará una visión más amplia y es posible que aparezcan más recursos para superarlo.

Sé capaz de crear de ese mal momento un nuevo reto. No sé tú pero a mi tener retos me gusta. Claro, si un reto no te llama la atención desde su inicio será más complicado que lo puedas coger por los cuernos y afrontarlo, pero déjame que te diga que estamos partiendo de un problema relacionado con tu negocio, el negocio que tanto te gusta y amas y que por el que tantas veces te has tenido que mojar… casi como si fuera tu hijo! No es así? Ahora bien, has tenido un percance y no te quedará otra que marcarte el reto de superarlo, porque si no es así, te bastará uno más como el que estás pasando para que todo se vaya al garete. Creo que el tener retos, objetivo o metas va mucho con la mentalidad de una persona emprendedora, por lo que cualquier excusa debería ser buena para que de estos tengas unos cuantos. Además, ahora está muy de moda ser creativo. ¿Por qué no te marcas el reto de ofrecer a tus clientes algo innovador y que haga llamarles su atención?

Pierde el tiempo justo y necesario. Algo muy habitual es invertir muchas horas en tratar de enderezar una situación, dejando de banda muchas otras que necesitan de tu gestión para que sigan yendo bien. Sitúate, ordena tus ideas y emplea el tiempo necesario en arreglar una mala situación, pero nunca te olvides en prestar la atención necesaria de muchas otras que te funcionan. Podemos caer en el error, y el efecto dominó es el que bajo ningún concepto debemos contribuir a que se produzca.

Recuerda tu esfuerzo. Los que me conocéis bien ya sabéis que esta frase va conmigo y significa mucho en mi día a día. Creo que es aplicable en cualquier situación, ya sea en un ámbito profesional, familiar o en una de tus aficiones. Todos sabemos lo que cuesta conseguir algo o haber llegado hasta donde ahora mismo has llegado. En el caso de que tengas un negocio, es evidente que nadie te ha regalado haber conseguido lo que actualmente tienes y aunque hayas hecho cosas mal, también habrás hecho muchas otras bien, pero el chip de la cuestión está en el verbo Hacer. Si haces quiere decir que quieres conseguir algo y ese algo muchas veces requiere de hacer muchas cosas hasta conseguir tu propósito. Si en el momento que aparece un bache no recuerdas tu esfuerzo, es posible que pierdas toda la motivación y no puedas afrontar el problema.
Tan sencillo como recordar el esfuerzo, las noches sin dormir, las preocupaciones, tu formación, tu experiencia a base de palos… ¿Alguna otra razón para afrontar el problema?

Tu conciencia se sentirá mejor. Aunque trabajes 24h al día para solucionar el problema nadie te asegurará que consigas superarlo, pero al menos tú como personas te vas a sentir bien de haber intentado lo imposible para solucionar la situación. A estas alturas ya sabes que a pesar de que te entregues al 100% en algo no te asegurará nada, pero como digo, si tienes la consciencia tranquila posiblemente te ayudará a encarar la situación y ser lo más rápido posible para empezar o seguir trabajando en otras cosas.

Optimismo y creer en ti. De la misma manera que es imprescindible levantarte cada mañana con el máximo optimismo posible, será afrontar los problemas con un aire de buenas intenciones. El simple hecho de creer en ti, te ayudará en afrontar cualquier mal momento. No estoy descubriendo nada cuando te digo que los pensamientos negativos y de baja fe no ayudarán en nada cuando tengas que solucionar el problema de un cliente, pero muchas veces nos hace falta que nos recuerden las cosas para tenerlas en cuenta.

Si conseguimos llevar a cabo estos 7 puntos vamos a tener muchas más posibilidades de salir de ese momento complicado. Es evidente que la situación de cada uno es completamente distinta de la que puede tener otro pero si estás preparado, utilizas todas tus herramientas y además ese punto de optimismo estarás contribuyendo a que todo se enderece.

Imagino que tú también has utilizado tus métodos para afrontar un problema en tu negocio o proyecto. ¿Nos los explicas en los comentarios?