Considera el miedo que no te hace seguir en tus metas y desafíos

El miedo nos hace estar pendiente de cosas que nunca hubiésemos estado. Nos hace parar, pensar y condicionar decisiones para que estas sean más elaboradas y potentes en nuestro ámbito. Es un arma que debemos saber aprovechar y medir para llegar a ese lugar tan bonito que nos hemos propuesto.

0
1028
Afrontar los miedos

Tener o dar importancia a todo aquello que no te deja seguir. A veces es crucial para levantar la vista, respirar y focalizar el motivo que te hace permanecer distraído. Párate a pensar, sigue marcando el camino y contribuye a destinar tus esfuerzos en localizar el miedo.

El miedo siempre está. No lo podemos evitar. Se pone delante nuestro y nos planta cara. A veces nos produce dudas que si no fuera por el miedo ni siquiera nos plantearíamos. El miedo está ahí para ser agarrado por los cuernos y para decirle cuatro cosas bien dichas, para saber dónde tienes los pies en ese momento y para nunca evitarlo.

Podemos pensar siempre en negativo cuando piensas en los miedos que aparecen en el momento de plantearnos algo. Podemos pensar que nuestra cabeza los provoca para no hacer nada o porque siempre pensamos en cosas que no tienen ni pies ni cabeza. Déjame contarte que los miedos son tus pensamientos a superar en tu próximo reto.

¿Por qué aparecen los miedos?

  • Los miedos aparecen por prudencia a hacer algo mal hecho.
  • Los miedos aparecen, pero cuando aparecen es porque has sido valiente en pensar en hacer algo que si lo superas te hará sentir el/la mejor.
  • El miedo es la protección, es algo muy positivo porque nos hace ser prudentes, nos hace planificarnos antes de ir como locos a conseguir nuestros proyectos.
  • El miedo puede aparece cuando piensas en terceros; ¿Qué dirán mis socios? ¿Qué pensará de mi toda esa gente? ¿Qué creerá mi mujer cuando le diga lo que quiero hacer? ¿Mis clientes se sentirán engañados o crearán que cambio las reglas del juego?. Para a pensar y piensa que todo lo que hagas es no sólo un bien directo para ti, será un bien para todo el grupo, para tu comunidad, para el mundo entero.
  • Los miedos pueden venir acompañados en momentos en los que nos vemos condicionados por un estado anímico. Un día hablaremos del estado anímico, pero te diré qué pasa cuando una decisión la toma tu estado anímico y no tú.

Estamos condicionados por una palabra. ¡El miedo es fantástico! nos hace ver, sentir, debatir, pensar, dudar, esforzarnos en cosas que sin su aparición no lo haríamos. Y pienda por un momento………

……… ¿Ya? ¿Qué haríamos de nuestros proyectos y nuestros retos sin el miedo?

Photo Credit: Gonzalo Malpartida