Empieza a creer que todo está lo cerca que tú quieras que esté

Las cosas que quieras conseguir están lejos o cerca. Depende de qué persona pensará una cosa o la otra y la diferencia de las dos estará en si mismo, en cómo crea que los esfuerzos que se realicen son recompensados y en su manera de ser. Es valiente o es un conformista, una persona sin retos. Todo está más cerca de lo que nos podemos pensar si lo has pensado. Si lo piensas lo quieres, por lo tanto lucha y ve a por ello. Inténtalo y no dejes que las condiciones tengan que ver con la decisión final. Emprende, arriésgate y sé consciente de las dificultades. Sólo así verás el objetivo más alcanzable, más cerca.

está cerca

No puede ser. Cada día me levanto pensando en todo el día que me queda por delante. Cuando empiezo un lunes es como una agonía, algo parecido como si alguien me sacara las tripas por la boca. Cada nueva obligación, se me hace un mundo y parecido a una subida de las que te hacen sacar aliento. Si veo que algo me cuesta más de la cuenta lo dejo por imposible, no estoy hecho para invertir más de unos minutos en intentar un propósito.

Estas 79 palabras que acabo de escribir tienen que ver con personas que destacan por tener un problema. Quizás puede ser un problema de autoestima, de actitud o de ver las cosas muy distintas de cómo lo puede ver una persona con ganas de comerse el mundo, de emprender, de crear una ilusión que tiene en mente. Podríamos decir que son personas sin ganas de conseguir ese reto que alguna vez se les ha pasado por la cabeza, pero seguramente tiene que ver con más que todo eso.

No es la falta de ganas de querer conseguir algo, es falta de reconocerse como personas preparada para conseguir lo que tienen entre ceja y ceja. Es una persona con falta de motivación, una persona a la que le da miedo afrontar retos. No es una persona que no los tenga, es una persona que necesita una patada en el trasero… sí, no digo un empujón, no, digo una patada en el culo, con la fuerza justa para que le propulse y que le haga ver que tiene una oportunidad por delante y que sabrá si será alcanzable únicamente si lo intenta.

Todo está cerca, o no. Todo depende de ti, de qué manera los veas y entiendas las cosas. Quizás de pende de la manera en la que has estado viviendo hasta llegar a un punto en el que hasta ya cansado, harto de ver como uno mismo no es capaz. Eres único, no hay nadie como tú. Eres alguien al que se le ocurren ideas, acciones, proyectos y, sólo por eso, te mereces intentarlo. Está cerca ¿lo ves? Todo depende de ti, de tu actitud, de la valentía y de las ganas de vivir que tengas.

Hay muchas veces que el pensamiento te llevará a no creer en el negocio o proyecto que te acabas de plantear. Vivir de lo que otros quieren que vivas no se lleva o, por lo menos cada vez se lleva menos. Si tu quieres vivir para otros ¡felicidades! estás haciendo lo que quieres hacer y no hay nada más importante. Todo depende de eso:

  • ¿Estás haciendo lo que quieres hacer?
  • ¿Te ves haciendo 2,7/4 de tu vida lo que quieres hacer?
  • ¿No te has planteado que todo gire bajo tu creación?
  • ¿Te gusta levantarte por las mañanas? ¿Sientes que cada día es una nueva oportunidad plagada de vías que tú has creado?
  • ¿Eres feliz?
  • ¿Estás aquí para hacer lo que quieres ser o para sobrepasar tonterías que te hacen ser quién no quieres ser?
  • ¿Eres o te consideras una persona valiente?

Tú, sólo tú decides lo cerca que están las cosas. En cualquier inicio de lo que vayas a arrancar están cerca o al menos eso crees. Lo importante es ponerlo en marcha, ser quién quieras ser y aprovechar la persona que vas a ser a partir de ahora y no la que has sido todos estos años. Emprende, sé distinto, deja de seguir el mismo camino que todos siguen, sé innovador o disruptivo. Sólo depende de lo grande que quieras que sea lo que quieres crear.

Crédito de la foto: Cícero R. C.