Hoy es un buen día para desear y: DESEARTE

Todos los hemos recibido, a través de mail, WhatsApp, Skype o por una llamada. Multitud de personas te han deseado lo mejor para esto días y de la misma manera, tú lo has deseado a otras muchas personas. Está bien, pero de todos los días del año, hoy es un momento excelente para desearte grandes propósitos que tengan que ver con todo lo quieres ser, todo lo que quieres iniciar o solucionar de cara a los próximos meses. Hoy es el día perfecto, en vísperas de Navidades para poner todo lo que quieras encima de la mesa.

Hoy es un buen día

¡Qué cosas! Cuando llega esta fecha todos deseamos buenos propósitos para los demás, siempre para ellos, pensando en todo lo bueno que van a vivir los siguientes días y durante el próximo año. Siempre para ellos. Hoy es un buen día para desear cosas buenas, para desear, pero también para ponerte en contacto con aquella persona que por algún tipo de interés o motivo vas a querer desearle lo mejor. Eso sí, siempre para los demás.

Te voy a decir por qué hoy es un buen día para desear. Te voy a describir una serie de puntos por los que desear cosas es mucho más de lo que puedes imaginar. Está bien sacar lo que tienes dentro, está bien llamar, escribir o grabar un vídeo para enviar a aquella persona lo mejor para estas Navidades, para el próximo año, pero también está bien que en un día como el de hoy también sea un buen día para desear algo más.

Yo deseo lo siguiente y, tú también deberías:

Hoy es un buen día para desear que…

  • Hoy es un buen día para desear ser quien realmente quieres ser. Siendo tú mismo, pero algo más dedicado a tus dones, a lo que se te da bien hacer, con lo que te sientes feliz. Dedica esfuerzo, hoy es buen día para desear emplearte al máximo, para poner todo encima de la mesa y replantearte que ya está bien que pases el tiempo en esta vida sin hacer lo que quieras hacer.
  • Hoy es un buen día para desear mejorar en tu negocio. Bueno, cada día es bueno para esto. Pero párate un momento y piensa; acabamos un año en el que te has dejado el alma en ser y dar lo mejor para tu negocio, poniendo varios procesos en marcha que has impuesto tú, varias acciones para que tu negocio llegue cada minuto un poco más lejos. Quizás muchas veces no tomas decisiones como las deberías tomar, empujado por el día a día, por las circunstancias y por las condiciones de cada momento. Siempre va bien, pero hoy es un buen día para parar, pensar y para desearte qué vas a querer poner en marcha para conseguir qué. Piensa, recapacita, saca conclusiones, anótalas y actúa.
  • Hoy es un buen día para desear terminar todo lo que tienes en marcha. ¿Recuerdas? A finales del año pasado hiciste un listado de propósitos para el 2016. Muchos los has cumplido, otros han dejado de tener sentido, pero alguno, seguro que lo tienes a medias o quizás todavía está en el tintero. Hoy es un buen día para desear poner en marcha o terminar todo lo que durante este año no has sido capaz. Ve a por ello, párate a pensar en la prioridad que tiene y lista todo lo necesario para que arranque. Esfuérzate y el próximo año siéntete feliz de haberlo cumplido o tenerlo en marcha.
  • Hoy es un buen día para desear poner nuevos objetivos en marcha. Para poner cada acción con la mina de un lápiz en tu libreta y plantear si va a poder ser posible, pero no por tus recursos, ni por las habilidades que tengas, ni por la falta de capital, más bien me refiero si lo vas a poder poner en marcha por la importancia que tiene en este momento y si realmente vale la pena dedicar todo lo que te vas a tener que dedicar a partir de ahora por cumplir ese objetivo. Sin duda, si es un objetivo que tiene que ver con una oportunidad, quizás no tengas muchas más oportunidades. Piénsalo bien.
  • Hoy es un buen día para desear ser feliz. Para desear seguir siendo tú mismo, eres feliz, tienes mil problemas por el hecho de ser tú mismo, pero eres una tía / tío feliz. Te dedicas o aportas lo que quieras o, quizás ya hace unos años iniciaste todo lo que hoy propongo, ese objetivo, esa meta, aumentar la calidad de tus servicios, el trato con tus clientes, la mejora de tus productos. Quizás estás haciendo cosas increíbles en tu negocio, empezaste a utilizar el marketing en condiciones, pusiste en marcha un plan ambicioso con el que hoy puedes arrancar una sonrisa al comparar los resultados del año pasado. Sea lo que sea, sé feliz. Ya sabes bien que ser feliz no es sinónimo de no tener problemas, de no equivocarte, de no poder hacer en ocasiones lo que quisieras. Ser feliz conlleva estas cosas, son retos, son baches que se deben superar. No deberían existir más opciones, hoy es un buen día para desear tu mismo ser feliz.

En vísperas de las navidades vale la pena pensar en todo esto. En ir hoy a cenar con los tuyos con una sonrisa en la boca. Lo que nos hará tener un comportamiento especial será rodearnos de todos ellos y, te ayudará llegar a este punto del año en el que puedas tener claro todo lo que has decidido mejorar, iniciar y compartir.

Feliz noche buena a todos!