Cuidado con las sensaciones

0
448
Cuidado con las sensaciones

Por el deporte que practico estoy acostumbrado a poner las sensaciones en su sitio. El simple hecho de sentirse bien con algo, te hará sentir unas buenas sensaciones, lo que te llevará a estar motivado a la hora de afrontar el reto que te has propuesto. Fantástico! Pero llegar a sentir buenas sensaciones no es tan fácil como parece o dependerá de la dificultad del objetivo marcado o las necesidades de cada persona.

Cuidado con las sensacionesSi te adentras en un reto al que consideras apasionante, la motivación caerá por su propio peso, pero la motivación estará directamente relacionada con las sensaciones que tengas en ese momento y las sensaciones no son otra cosa que sentirse bien con lo que estás haciendo y para sentirse bien hace falta un esfuerzo previo, aprendizaje, entrenamiento, estudio… nada es gratis y todo va relacionado.

Habiendo participado ya en unas cuantas y a tan solo 3 días de una Media Maratón, no puedo negar esa sensación de preocupación, de pensar en que comer, de decidir en los volúmenes de entrenos en los días que quedan… eso sí, los deberes están hechos. Bajo mis posibilidades, mi responsabilidad y mis sensaciones conseguidas después de unos cuantos días de entrenos, me llevan a sentirme motivado. Motivado para que llegue el día y pueda poner en práctica lo aprendido, conociendo ahora mis posibilidades, conociendo hasta donde puedo exprimirme, pero oJo! Pongamos las sensaciones en su sitio y seamos conscientes que en esta vida no todo es lo que tú creas sentir. Por mucho que te hayas preparado minuciosamente una reunión, una presentación, una ponencia, una competición o un examen, nadie te asegura que salga sobre lo que has previsto, piénsalo, siempre puede fallar algo o los nervios te pueden hacer una mala pasada, todos hemos temido alguna vez quedarnos en blanco, es normal.

Lo más importante de todo esto es saber, comprender y preparar con antelación los imprevistos que puedan surgir, saber que por mucho que te prepares alguna cosa siempre puede aparecer un contratiempo. Si lo sabes y pasa será mucho más fácil afrontar el problema, no te cogerá por sorpresa y seguramente la posibilidad de sacar un as de la manga será más factible que fortuito.

Prepara todo de la mejor manera.

No te dejes nada por hacer.

Siente que vas con todo hecho, que no te has dejado nada por probar.

Marca un plan, pero no te rijas a el.

Consigue tener la sensación de tranquilidad.

Recuerda tu esfuerzo.

Respira ondo.

Sé consciente que algo puede fallar.

Lista los contratiempos que pueden surgir y practica la solución.

Ha llegado el día… Recuerda tu esfuerzo!!

Ha llegado el día y ya ha pasado.

Búscate otro reto.

Propiedad de la Foto: Proyecto Eden

Ver vídeo: Cuidado con las sensaciones | A tres días de la Media Maratón del Mediterrani

Compartir
Artículo anteriorAnteponerse a las dificultades
Artículo siguienteLa virtud de pedir
Jordi Esquerigüela
Jordi disfruta viviendo de lo que más le gusta, el Marketing y el Deporte. Sus pasiones pasan por los retos. Fundador de Jevnet, una agencia de Marketing Online con una vertical enfocada a proyectos que quieran ser especiales, distintos y queridos.